Diabetes Mellitus I y Diabetes Mellitus II

Hoy voy a tratar un tema básico sobre la diabetes: Los diferentes tipos de diabetes que se diagnostican.

En primer lugar, habría que empezar sabiendo qué sintomas o en qué se basan los médicos para diagnosticar diabetes a sus pacientes. Según la American Diabetes Association (ADA), existen tres posibles vías para reconocer que alguien padece esta enfermedad:

El individuo padezca estos tres síntomas: poliuria, polidipsia, pérdida de peso y su concentración de glucosa al azar > 200 mg/dl
La concentración de glucosa en ayunas > 126 mg/dl
La concentración de glucosa a las 2 horas de realizar el test de tolerancia oral a la glucosa (TTOG) >= 200 mg/dl

Alguien se podría preguntar qué es la poliuria y la polidipsia, y sería normal preguntárselo.

  • Poliuria se designa al hecho de orinar en grandes cantidades.
  • Polidipsia se designa como “sed excesiva”, las personas que poseen este síntoma tienden a beber mucho líquido. Es consecuencia de la poliuria.

Diabetes Mellitus I
La diabetes mellitus tipo 1, se considera una enfermedad inmunológica debido a que el propio organismo fabrica anticuerpos para destruir las células beta de los islotes pancreáticos. Estas células son las encargadas de segregar la insulina, que es la hormona encargada del proceso metabólico de los glúcidos. Se considera de origen genético, aunque estudios recientes han comprobado, que puede ser también provocada por ciertas toxinas (hay otros estudios que comentan que la leche de vaca puede ser el desencadenante de esta afección).
Suele darse en una minoría –> 5 – 10% de la población y es común que aparezca en personas jóvenes menores de 30 años .
Este tipo de diabetes se denomina como insulinodependiente, con lo cual, el tratamiento recomendado es inyectarse insulina vía subcutánea.
Por último, hacer referencia a que la complexión del afectado suele ser delgada.

Insulina
Está muy bien explicar que el organismo destruye las células del páncreas que fabrican la insulina, pero sino sabemos a ciencia cierta, qué función tiene esta hormona, no tenemos todas las variables de la ecuación.
La función que ejerce la insulina en nuestro organismo es principalmente la de promover la movilización de la glucosa, aminoácidos y ácidos grasos de la sangre hacia las células de los tejidos. Como se puede observar esta hormona es fundamental para el control del metabolismo, ya que no sólo se encarga de los glúcidos, sino también de las proteínas y las grasas.

 

Diabetes Mellitus II
La diabetes mellitus tipo 2, suele darse como consecuencia de un problema, denominado resistencia a la insulina. Esta resistencia provoca que se produzca una mayor cantidad de insulina para compensar en cierta medida la menor eficacia de la insulina, de este modo el páncreas se sobrecarga y es cuando aparece este tipo de diabetes.
La diferencia principal entre ambas diabetes, es que en la diabetes tipo 2, el páncreas todavía segrega insulina, el problema es que ésta no tiene toda la eficacia que debería, mientras que en la diabetes tipo 1 el páncreas no es capaz de segregar insulina, puesto que el sistema inmunológico está atacando a sus células beta.
La población afectada por esta diabetes es de 85 – 90% y suele presentarse en personas adultas.
La diabetes tipo 2 está catalogada como no insulinodependiente, así que el tratamiento inicial es por vía oral mediante comprimidos, sin embargo, un mal control de la misma puede derivar en el uso de insulina.
Las personas diagnosticadas con esta patología suelen presentar obesidad.

Mi recomendación tanto si no tienes diabetes como sobre todo si te han diagnosticado prediabetes (para mí tener la glucosa basal a 126 mg/dl, no es diabetes, yo no me sometería a ningún tratamiento), es seguir una alimentación equilibrada y sana, además de caminar todos los días media hora, no es necesario realizar ejercicio extenuante para estar sano.

La base de la alimentación

La salud se compone de tres factores que tienen que estar en perfecta armonía: cuerpo, mente  y espíritu, cuando cualquiera de estos principios no se encuentra en buenas condiciones, peligramos de sufrir el mal que todo el mundo teme, las denominadas enfermedades. Yo me centraré principalmente en el cuerpo, empezando por algo tan básico y que hacemos diariamente como es comer, pero la cuestión no radica en la acción de comer, sino en lo que comemos.

Se presenta la famosa pirámide de alimentos, que nos recomiendan seguir para tener una alimentación saludable y a partir de ella, haré una serie de recomendaciones, de lo que se debería  de consumir, para que nuestro cuerpo encuentre esa armonía, que a veces le falta.

piramide alimentaria

  • Las harinas blancas o refinadas, es preferible no consumirlas, por ejemplo, pan blanco, arroz blanco, pasta… En vez de estos alimentos, es preferible consumir harinas integrales, tales como pan integral, arroz basmati o pasta integral.
  • El aceite de oliva, no hay que discutir que tiene multitud de propiedades y tiene que estar incluido en nuestra alimentación diaria, pero mejor que sea de primera presión en frío y no refinado. Esta recomendación no es sólo para el aceite de oliva, sino para cualquier aceite que se consuma.
  • Los lácteos debéis de quitar la etiqueta de A diario y poner NUNCA. No es recomendable consumir lácteos, ni leche, yogur o queso. Si tomáis queso que sea mejor de cabra u oveja, está demostrado que la leche de cabra presenta menos intolerancia que la de vaca, sobre todo porque posee menos caseína. Hay que sustituir la leche de vaca por la leche vegetal: avena, almendra, arroz. La leche de soja que tan buena es, más bien lo era, ya que las multinacionales alimenticias se han hecho eco de sus propiedades y la soja que venden no es natural, es transgénica, así que si podéis evitarla será mejor para vuestro organismo. Además, la soja junto con los cacahuetes y la leche, son de los alimentos que presentan más alergia.
  • La carne de ave, mejor si ha sido criado al aire libre y con un crecimiento natural, sin hormonas añadidas que finalmente pasan a nuestro cuerpo. No estoy diciendo nada de las veces que se tienen que tomar cada uno de los alimentos por semana, pero eso no quiere decir ni mucho menos que sean las recomendaciones más idóneas las que aparecen en la pirámide, de hecho las aves habría que tomarlas como mucho un par de veces por semana, pero este tema pertenecerá a otra entrada 🙂
  • El pescado más beneficioso es el pescado azul, el que tiene raspa en medio es el mejor, no tengo que decir la cantidad de omega 3 que contiene. Los mariscos hay que evitarlos, ya que son denominados la “basura del mar”, por algo será.
  • Los huevos si son de origen biológico, perfecto.
  • Las carnes rojas como los lácteos,  no se deberían de consumir. Evitar la carne de cerdo, embutidos, etc, si queréis tomar proteínas las legumbres tienen bastantes, el tofu es una proteína biológica recomendable y las algas no os podéis ni imaginar la de proteínas que llevan.
  • Aunque los dulces entrarían en la sección de harinas refinados, pero hay que hacer una mención especial a que hay que evitar a toda costa el azúcar blanco, nada de bollería, ni repostería, ni alimentos industriales, ni endulzar con azúcar el café. Las grasas más beneficiosas son las que aportan un puñado de frutos secos, crudos por supuesto, decantarse por las nueces y las almendras.
  • Como hay a veces que hay productos que son más bien amargos y conviene endulzarlos, como ya he comentado, el azúcar blanco no es una buena opción y habréis pensado inmediatamente en los edulcorantes, sabia decisión. Sin embargo, os quiero comentar que no utilicéis bajo ningún concepto aspartamo o sacarina, si queréis evitar el cáncer claro. Los edulcorantes que conviene utilizar son stevia o sirope de arce, la miel puede ser un buen recurso, pero no abusar de ella.
  • Sé que hay una costumbre generalizada de tomar café al levantarse por la mañana, sería conveniente erradicar ese aporte de cafeína que le suministráis al cuerpo. El té es mejor opción pero contiene teína y aunque es mejor que la cafeína también dudo de que sea del todo bueno, recomendación: té rooibos, que aunque se llame té, no es té, porque no contiene teína, pero esa es otra historia que habrá que contar más adelante 🙂
  • Respecto a las bebidas, es recomendable no tomar bebidas azucaradas, las light y zero tampoco. Preferiblemente beber agua durante todo el día.
  • No consumir alcohol.
  • Evitar la sal.

Pautas para diabéticos

  • Hay que tener precaución con las frutas como uvas, plátanos o mango, que elevan de forma considerable los niveles de azúcar. Consumir la fruta entera, evitando zumos de frutas, que son de absorción rápida.
  • La leche de arroz contiene una gran cantidad de hidratos de carbono, es mejor tomar de almendra o avena.
  • Respecto a las legumbres las lentejas contienen más glúcidos que las alubias blancas y los garbanzos. Además, éstos contienen mayor cantidad de fibra, lo que produce que se retrase el paso del azúcar a la sangre.
  • Cereales integrales como la quinoa o el trigo sarraceno contienen un índice glucémico bajo, así que estos cereales os vendrán muy bien incluirlos en la dieta.
  • Se evitarán los copos de máiz, de arroz o trigo y en su lugar se tomará copos de avena, abundantes en fibra y así evitamos el estreñimiento.
  • Con especial atención, recalco beber agua.